Cómo reclamar por fallas de construcción: el caso de las Terrazas de Kennedy Dos, de Inmobiliaria Pocuro

La Red O’Higgins de Televisión Nacional de Chile informó del verdadero drama que viven varias familias del condominio Terrazas de Kennedy Dos de Rancagua, construido por Inmobiliaria Pocuro, por las múltiples fallas de construcción que exhiben los departamentos.

Por Alejandro Pujá Campos,
Director de Estudio Ciudadano.

El principal problema han sido las filtraciones de agua que, de simples humedades y goteras, han pasado a verdaderas lluvias que caen de las instalaciones que van por el interior de los pisos y que, aunque parezca increíble, se utilizaron materiales plásticos como el PVC, en circunstancias que esas instalaciones debieron ser de cobre o acero inoxidable.

Lo que también resulta increíble, y es la razón de esta columna, es el tiempo perdido por los propietarios discutiendo entre ellos por los daños, cobrándose unos a otros, por cuestiones que son responsabilidad de la empresa constructora.

Ha pasado tanto tiempo que ahora, cuando los afectados anuncian acciones legales, la empresa se da el lujo de decir que el plazo de la garantía ya ha terminado, habida consideración que los departamentos se entregaron el 2016.

Soy socio hace dos décadas de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile, ODECU, y durante más de una década me desempeñé en la atención de público directamente y, luego, supervisando equipos de atención, y esta historia la he visto decenas de veces.

Los consumidores y usuarios deben ser diligentes en reclamar sus derechos donde corresponde, por escrito y dentro de un plazo razonable, de manera de aumentar las posibilidades de obtener una solución. No estoy diciendo que el sólo hecho de reclamar vaya a solucionar el problema, ya que sabemos que Chile no tiene un buen sistema de protección. Pero no reclamar oportunamente, por escrito y donde corresponde, hace que sus posibilidades de solución sean igual a cero.

Al terminar, sólo quiero aclarar un detalle de la nota de prensa que dice que la garantía es de 5 años, lo cual es impreciso ya que el artículo 18 de la Ley General de Vivienda y Construcciones, en su parte final señala que las acciones judiciales para hacer efectivas las responsabilidades prescribirán en el plazo de diez años, en el caso de fallas o defectos que afecten a la estructura soportante del inmueble; en el plazo de cinco años, cuando se trate de fallas o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones, que sería este caso; y, en el plazo de tres años, si hubiesen fallas o defectos que afecten a elementos de terminaciones o de acabado de las obras.

En los casos de fallas o defectos no incorporados expresamente en los casos anteriores o que no sean asimilables o equivalentes a los mencionados en éstos, las acciones prescribirán en el plazo de cinco años.

Los plazos de prescripción se contarán desde la fecha de la recepción definitiva de la obra por parte de la Dirección de Obras Municipales, con excepción del caso de fallas o defectos que afecten a elementos de terminaciones o de acabado de las obras, plazo que se contará a partir de la fecha de la inscripción del inmueble a nombre del comprador en el Conservador de Bienes Raíces respectivo.

Fuente: Condominio de Rancagua enfrenta graves filtración.


Imprimir   Correo electrónico

Nosotros

Publicita con nosotros

Acuerdos y convenios

Free Joomla! templates by Engine Templates